Crea tu página Web GRATIS en un instante, de forma fácil y profesional con tu Dominio y Hosting
Crear mi Web
 
 
 
 
Curiosidades
Diccionario de Cocina
Origen de la cocina
Trucos y Consejos
 
Paginas web amigas
 
Eventos
Festival Gastronomico
Salón Gourmet
Viajes
 
Embutidos y Quesos
Frutas y Verduras
Productos Gourmet
Productos Orientales
 
Curiosidades
Diccionario del Vino
La Cata
Maridajes
MundoSumiller
Vinos y Bodegas
 
Ensaladas
Entrantes
Postres
Primeros platos
Salsas
Segundos Platos
Tapas
 
Curiosidades
La Alimentación y los Examenes
Origen de la cocina
Tecnicas de cocina
 
 
 
 
Restaurante
"BLASÓN"
calidad
precio
servicio
instalaciones
platos
votos : 104
 
Bebidas espirituosas

Es conocido el ancestral gusto del clero por las bebidas espirituosas, aunque es dudoso que el adjetivo tenga nada que ver con la vocación espiritual, dado que ‘espirituoso’ quiere decir ‘animoso’, ‘vigorizante’. O si. Al fin y al cabo una cosa puede tomarse como metáfora de la otra. Al margen del trasunto litúrgico del vino, son clásicos los brebajes más o menos espirituosos –es decir alcohólicos– que numerosas órdenes religiosas han elaborado a lo largo de los siglos.

Desde luego, tal circunstancia no tiene nada que ver con ninguna especial inclinación de los religiosos al trasiego de los productos de la fermentación, sino a la propiedad de las tierras, y por lo tanto de las vides que durante mucho tiempo ostentaron las órdenes religiosas.

Desde el champagne –Pierre Pérignon, que sería abad de Hautvillers desde 1668 hasta su muerte en 1715, fue el hombre clave en el futu ro de la burbujeante bebida– hasta la crema irlandesa de los monjes benedictinos, pasando por los licores de los cartujos – el Chartreuse– o los licores de hierbas destilados en tantos monasterios, los hábitos siempre han estado cerca de las cubas o los alambiques.


Pero en estos tiempos modernos hasta el clero se recicla. Y he aquí que un grupo de monjas de clausura han participado en un experi mento... ¡con cerveza! Bien es cierto que por mor de una investigación sobre la salud y que la cervesa usada era sin alcohol.


La investigación


El lúpulo contenido en la cerveza, su efecto antioxidante en un grupo controlado de población, se llevó a cabo en tres monasterios cister cienses de la provincia de León con el objetivo de analizar la relación entre el consumo de una bebida rica en compuestos antioxidantes y los parámetros sanguíneos del metabolismo oxidativo. Los resultados del trabajo demuestran que la cerveza sin alcohol retrasa el envejeci miento.