Crea tu página Web GRATIS en un instante, de forma fácil y profesional con tu Dominio y Hosting
Crear mi Web
 
 
 
 
Curiosidades
Diccionario de Cocina
Origen de la cocina
Trucos y Consejos
 
Paginas web amigas
 
Eventos
Festival Gastronomico
Salón Gourmet
Viajes
 
Embutidos y Quesos
Frutas y Verduras
Productos Gourmet
Productos Orientales
 
Curiosidades
Diccionario del Vino
La Cata
Maridajes
MundoSumiller
Vinos y Bodegas
 
Ensaladas
Entrantes
Postres
Primeros platos
Salsas
Segundos Platos
Tapas
 
Curiosidades
La Alimentación y los Examenes
Origen de la cocina
Tecnicas de cocina
 
 
 
 
Restaurante
"BLASÓN"
calidad
precio
servicio
instalaciones
platos
votos : 104
 
La ciruela.

Producto perfecto para favorecer el tránsito intestinal, esta fruta da lugar a ricos postres y, además, ofrece el contrapunto perfecto para platos de cerdo, caza o aves



 
Las ciruelas pueden ser ingrediente protagonista de un buen número de postres como este apetecible pastel que vemos en la imagen. 



Aunque algunas de las más de 300 variedades de ciruela que existen se pueden encontrar durante todo el año, muchos son los que desean la llegada de los meses de primavera y verano para poder degustar las especies más sabrosas, sólo presentes durante este período del año que acaba de comenzar.


Pero además de su sabor, la ciruela cuenta con importantes propiedades nutricionales; su consumo resulta excepcional por ejemplo para favorecer el tránsito intestinal por lo que siempre ha sido utilizado como laxante contra el estreñimiento bien sea en estado fresco, en forma de ‘ciruela pasa’, de jaleas, mermeladas o en ricas confituras .


 
ALGUNOS CONSEJOS:



  • Las ciruelas rojas combinan muy bien con el sabor de la naranja por lo que ambas puede protagonizar una apetecible compota de frutas.

  • Si piensas utilizar ciruelas pasas (recuerda que aportan más calorías que en estado fresco: unas 260 calorías cada 100 gramos por las 72 calorías de las ciruelas frescas), puedes ponerlas a macerar previamente en vino tinto o blanco, según vayas a prepararlas.

  • Si quieres congelar las ciruelas, deshuésalas primero, pues al alcanzar temperaturas bajo cero el hueso les dará un gusto raro.

  • Si se compran verdes, conviene dejarlas a temperatura ambiente hasta que maduren. Una vez completada su maduración se conservan en buenas condiciones en el frigorífico durante 2 ó 3 días.

  • Además de en estado fresco o como ingrediente de postres, también resultan una 'pareja perfecta' para acompañar platos de caza, aves o cerdo.