Crea tu página Web GRATIS en un instante, de forma fácil y profesional con tu Dominio y Hosting
Crear mi Web
 
 
 
 
Curiosidades
Diccionario de Cocina
Origen de la cocina
Trucos y Consejos
 
Paginas web amigas
 
Eventos
Festival Gastronomico
Salón Gourmet
Viajes
 
Embutidos y Quesos
Frutas y Verduras
Productos Gourmet
Productos Orientales
 
Curiosidades
Diccionario del Vino
La Cata
Maridajes
MundoSumiller
Vinos y Bodegas
 
Ensaladas
Entrantes
Postres
Primeros platos
Salsas
Segundos Platos
Tapas
 
Curiosidades
La Alimentación y los Examenes
Origen de la cocina
Tecnicas de cocina
 
 
 
 
Restaurante
"BLASÓN"
calidad
precio
servicio
instalaciones
platos
votos : 104
 
Dos maneras de preparar una salsa de tomate casera

Acostumbrados a los productos precocinados, cuando, por una circunstancia u otra, tenemos la ocasión de probar un plato elaborado con una salsa de tomate casero, se nos antoja como algo realmente delicioso. Y es que, aunque hay productos en el mercado bastante conseguidos y muy cómodos para las prisas del día a día, nada como una salsa elaborada a la manera tradicional, a fuego lento, con ese sabor tan propio de la cocina de nuestras madres o abuelas. Hoy te mostramos dos maneras de preparar dicha salsa que tan bien acompaña a los platos más diversos; pastas, pescados, guisos...

ELABORACIÓN 1:

Ingredientes:

1 kg de tomates frescos o una lata de tomate entero y pelado
1 cebolla
1 hoja de laurel
1 cucharada de azúcar
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta

En una cazuela con el fondo de aceite se sofríe la cebolla partida menuda. Es importante que quede muy dorada para que le transmita todo su aroma a la salsa. Se añaden el tomate pelado y partido, el laurel y la sal. Se deja hacer a fuego manso durante media hora más o menos. Hacia el final de la cocción se agrega el azúcar. Se tritura y se pasa por el chino, el pasapuré o se deja sin pasar.

Variantes: con vino tinto, orégano, mejorana, dientes de ajo con piel, picante, alcaparras o apio.

ELABORACIÓN 2:

Ingredientes:

1-2 cebolletas
1 kg de tomates frescos
Unas hojas de albahaca
4 cucharadas de aceite
oliva virgen
Sal y pimienta

Partir menuda la cebolleta y sofreír en una sartén con aceite hasta que esté rendida, sin que llegue a dorarse. Añadir el tomate pelado y partido en cuadraditos y dejar hacer a fuego suave unos 10 minutos; salpimentar y agregar la albahaca picada. Es una salsa suave y aromática, rápida de hacer, perfecta para la pasta, pescados a la plancha, etc.