Crea tu página Web GRATIS en un instante, de forma fácil y profesional con tu Dominio y Hosting
Crear mi Web
 
 
 
 
Curiosidades
Diccionario de Cocina
Origen de la cocina
Trucos y Consejos
 
Paginas web amigas
 
Eventos
Festival Gastronomico
Salón Gourmet
Viajes
 
Embutidos y Quesos
Frutas y Verduras
Productos Gourmet
Productos Orientales
 
Curiosidades
Diccionario del Vino
La Cata
Maridajes
MundoSumiller
Vinos y Bodegas
 
Ensaladas
Entrantes
Postres
Primeros platos
Salsas
Segundos Platos
Tapas
 
Curiosidades
La Alimentación y los Examenes
Origen de la cocina
Tecnicas de cocina
 
 
 
 
Restaurante
"BLASÓN"
calidad
precio
servicio
instalaciones
platos
votos : 104
 
25 alumnos de Alicante obtienen la titulación internacional de sumiller

Los cursos dirigidos por miembros de la Asociación de Sumilleres y Enófilos de la Ciudad de Alicante (Aseca), con la colaboración de los CdT de Alicante y Torrevieja, han hecho posible que más de 50 alumnos hayan podido adentrarse en el difícil oficio de sumiller, aunque no todos lograron pasar el examen para la obtención del título, reconocido en 50 países. Sólo 25 lograron aprobar con una calificación superior a seis puntos sobre diez.


Se trata del único curso avalado por la Escola de Restauració i Hostalatge de Barcelona, UAES y Worldwide Sommelier Association a nivel nacional gracias a las cuales se puede obtener la titulación internacional de Sumiller, según explicó la Generalitat en un comunicado.

Entre los contenidos de este programa formativo, los alumnos pudieron conocer los secretos de la viticultura, enología y enotecnia, así como aprender algunas nociones de la geografía vinícola española o un correcto proceso de cata. En esta línea, los participantes pudieron conocer todo lo necesario sobre el cava al tiempo, así como de otras bebidas alcohólicas o conocer los quesos como producto acompañante del mejor de los vinos.

La duración del examen fue de 12 horas. En un principio, los alumnos tuvieron que analizar y describir dos vinos servidos a ciegas y un destilado, desconociendo de que bodega son. Para ello, previamente tuvieron que elaborar una cata escrita siguiendo la estructura de cata de la WSA.

En segundo lugar, los participantes efectuaron a una prueba escrita y oral ante el Tribunal. En la primera, debieron airear, jarrear o decantar, mientras que en la segunda, tuvieron que demostrar ante el tribunal la soltura y los pasos que exige WSA.