Crea tu página Web GRATIS en un instante, de forma fácil y profesional con tu Dominio y Hosting
Crear mi Web
 
 
 
 
Curiosidades
Diccionario de Cocina
Origen de la cocina
Trucos y Consejos
 
Paginas web amigas
 
Eventos
Festival Gastronomico
Salón Gourmet
Viajes
 
Embutidos y Quesos
Frutas y Verduras
Productos Gourmet
Productos Orientales
 
Curiosidades
Diccionario del Vino
La Cata
Maridajes
MundoSumiller
Vinos y Bodegas
 
Ensaladas
Entrantes
Postres
Primeros platos
Salsas
Segundos Platos
Tapas
 
Curiosidades
La Alimentación y los Examenes
Origen de la cocina
Tecnicas de cocina
 
 
 
 
Restaurante
"BLASÓN"
calidad
precio
servicio
instalaciones
platos
votos : 104
 
Menorca y sus restaurantes


Menorca es un lugar que a nadie deja indiferente. La poderosa atracción que ejerce la isla del viento sobre todo aquel con sensibilidad para captar sus telúricas bondades, consigue dejar huella. Son singulares su climatología y su reveladora complexión orográfica. Por eso constituyen la seña de identidad que ha dado forma a su alambicada historia y, por tanto, a su rica y variada gastronomía.

 

Aprovechando que tal vez alguno de ustedes viajará por allí, y por petición de un goloso lector, hoy le vamos a dedicar su merecido espacio a los restaurantes menorquines que considero de mayor interés.

 

Para conocer la verdadera identidad gastronómica menorquina es necesario visitar la isla en invierno. Pero les voy a proponer una heterogénea lista de establecimientos recomendados para todas las épocas, aunque algunos de ellos cierran durante largas temporadas tras el verano. Se trata de una aproximación a mis restaurantes de referencia, pues en lo sucesivo les iré descubriendo con mayor detalle algunos de los que aquí aparecen.

 

Comencemos por Mahón. Si lo que ustedes quieren es comer bien, tendrán que dirigir sus pasos obligatoriamente a la zona del puerto. Allí encontrarán lugares con sobresaliente materia prima como S´ESPIGO, donde Ana y Juan regentan un local que es toda una referencia en la isla. A pocos metros de allí, en ES FOSQUET, encontrarán cobijo los amantes del pescado fresco a la plancha. Dicha imperturbable elaboración es la piedra angular de tan diminuta cocina. J´AGARO, en cambio, tira de un recetario un poco más sofisticado incluyendo en carta lo más exclusivo del mar. Esto no es óbice para respetar al máximo el excelso producto que llega diariamente a sus manos. Encontrarán, entre otras referencias, las espardeñas de las que hace poco hablábamos por aquí. Por último, hay quien les recomendará MARIVENT como el lugar para ver y dejarse ver en un entorno de incuestionable calidad.

 

Muy cerca de Mahón, en dirección a Sa Mesquida, encontrarán los golosos CAP ROIG. No duden en reservar una mesa en la cristalera o en la barandilla, donde disfrutarán de unas admirables vistas y un producto a la altura. Muy cerca de allí, en el propio pueblo, se encuentra el genuino bar de marineros SA MESQUIDA. Pescado aún coleteando y un arrós brut que haría las delicias del propio Capitán Nemo. A pocos kilómetros de allí, en el pueblo marino de Es Grau, CAN BERNAT sigue ofreciendo las tapas más auténticas y el ambiente más informal. No se olviden de hacer su reserva en la terraza.

 

Siguiendo con la zona de Mahón, en la boca de su inconmensurable bahía se encuentra Es Castell. Allí, tanto ESPAÑA como EL BAHIA permanecen como dos clásicos de imprescindible visita para los locales. En Cales Fons, la cala de pescadores del pueblo, se encuentra EL TREBOL. Una de mis direcciones predilectas en la isla. Su envidiable situación, su sobresaliente materia prima y la amabilidad del servicio hacen de la visita algo inevitable. El romántico escenario obliga ir para cenar. Reserven -con suficiente antelación- en la terraza.

 

SA VINYA hace afición. La propuesta de Pilar, la más respetada cocinera de Menorca, se basa en antiguas recetas de familiares menorquines. También en su gusto por mezclar y crear nuevos platos con influencias foráneas, siempre llenos de sentido y sin perder el respeto por el producto. Se localiza en una antigua casa payesa a las afueras de Mahón, en la localidad de Llucmaçanes. Las mesas se montan junto a la huerta que da nombre al restaurante y donde, con un poco de suerte, vemos los frutos que posteriormente vamos a disfrutar. Son famosos en la isla sus guisos, su roast beef, su lengua con alcaparras, sus croquetas...

 

Dirijamos ahora nuestros pasos hacia Sant Luis. En SA PARARETA D´EN DORO se estila una cocina menorquina actualizada y sofisticada. Su preciosa sala está situada en una bonita casa payesa, siendo su terraza muy agradable aunque algo ruidosa. Del mismo estilo, aunque con una propuesta más sencilla, se muestra SA CARABA. Se encuentra a pocos minutos de allí, localizada en una apartada casa de aperos. Por último comentarles que ANAKENA y VILLA MADRID, antes dos direcciones a tener en cuenta, han sufrido el paso de los años y el cambio de manos en su gestión.

 

En Sant Climent se encuentra una de mis indispensables elecciones. Se trata de ES MOLI DE FOC. Allí Vicente demuestra su origen y sensibilidad valenciana preparando sobresalientes arroces (no se vayan sin probar el de atún y conejo), además de sugerentes entrantes. Tal vez tenga este escondido establecimiento la bodega más interesante de la isla. Y a precios muy sensatos. Sin duda se encuentra en mi particular podium, junto con EL TREBOL y SA VINYA.

 

En la parte más interior y central de la isla se encuentra Es Mercadal. De esta localidad no debo dejar de recomendarles CA N´AGUEDET y su cocina popular menorquina. En verano intenten evitar las horas punta, pues el servicio puede ser deficiente. También deberán visitar -de noche- el acogedor y romántico CAN OLGA. Por último, ES MOLI D´ES RACO donde son imprescindibles sus caragols amb cranca.

 

Aunque este goloso se considera mucho más afín a la parte oriental de la isla, donde la gastronomía menorquina está exponencialmente mejor representada, también les recomiendo direcciones de interés en Ciutadella. Por ejemplo, EL JARDIN, con una cocina sencilla y enclavado en una pequeña parcela de ensueño. También CAN CONSOL y sus elaboraciones mediterráneas  o CAFÉ BALEAR, la referencia occidental de la isla, si bien mis experiencias por allí han sido siempre desiguales. Asegúrense de que les reservan mesa en la terraza.

 

Huyendo tal vez de los tópicos, nunca les aconsejaré la famosa caldereta de langosta, pues su -elevado e injustificado- coste y la falta de honestidad en la elaboración no dan la talla. Si persisten en su decisión, acudan a ES CRANC o ES PLA, en Fornells, y disfruten del bello paisaje al anochecer.

 

Para acabar, comentarles que los precios son, en la mayoría de las ocasiones, excesivos. No se alarmen, ya que están ustedes en lo que denominan algunos la Reserva de la billetera. Asimismo, les aconsejo que hagan sus reservas con mucha previsión, pues los lugares que aquí detallo (especialmente algunos) completan las mesas con varios días de antelación.

 

Láncense a disfrutar de Menorca, el lugar más bello y que más adicciones crea; un paraíso en tierra. Recorran sus caminos y playas. Y para descansar, sigan gozando con su cocina en estos lugares que les recomiendo, queridos golosos. Ya me contarán.