Crea tu página Web GRATIS en un instante, de forma fácil y profesional con tu Dominio y Hosting
Crear mi Web
 
 
 
 
Curiosidades
Diccionario de Cocina
Origen de la cocina
Trucos y Consejos
 
Paginas web amigas
 
Eventos
Festival Gastronomico
Salón Gourmet
Viajes
 
Embutidos y Quesos
Frutas y Verduras
Productos Gourmet
Productos Orientales
 
Curiosidades
Diccionario del Vino
La Cata
Maridajes
MundoSumiller
Vinos y Bodegas
 
Ensaladas
Entrantes
Postres
Primeros platos
Salsas
Segundos Platos
Tapas
 
Curiosidades
La Alimentación y los Examenes
Origen de la cocina
Tecnicas de cocina
 
 
 
 
Restaurante
"BLASÓN"
calidad
precio
servicio
instalaciones
platos
votos : 104
 
Ajoblanco de chufas con salmón marinado y gelatina de jengibre


el Ajoblanco de chufas servido solo también es una delicia, y si en lugar de salmón


marinado queréis utilizar bonito, el triunfo también está escrito..


Ingredientes (4 comensales)


150 gramos de chufas, 50 gramos de almendra cruda, 60 gramos de miga de pan


del día anterior, 500 ml. de agua, 2 dientes de ajo, pimienta negra recién molida,


vinagre de Jerez al gusto, sal y aceite de oliva virgen extra.


Guarnición


200 gramos de salmón marinado (aprox.), gelatina de jengibre y cebollino fresco.


Elaboración


Aprovechamos la ocasión para recomendaros una vez más que hagáis el salmón


marinado en casa, si queréis darle un toque de sabor ahumado podéis añadir humo


líquido o sal ahumada. Sale muy económico y delicioso, pudiendo darle la textura


que más os guste para disfrutar de unos taquitos de salmón marinado en multitud


de platos o sencillamente sobre una tostada con su aderezo.


Para hacer el ajoblanco de chufas, pon las chufas en remojo durante 24 horas,


lavándolas bien previamente. Es fácil que después de triturarlas queden ‘virutas’


que no son molestas, aún así puedes utilizar un chino después para dejar un


ajoblanco más fino., poner todos los ingredientes en el vaso de la


batidora, excepto el aceite de oliva. Primero triturar hasta que esté bien


fino, después añadir el aceite y batir hasta emulsionar y finalmente probar para


rectificar de sal si fuera necesario.


Si en lugar de agua añades hielo para hacer el ajoblanco, estará listo para servir al


instante, en caso contrario conviene reservarlo en el frigorífico un ratito para servirlo


bien fresco. Corta el salmón marinado en daditos y también la gelatina de jengibre


(aquí tienes la receta de gelatina de jengibre), lava y pica el cebollino.


Emplatado


Sirve en un plato hondo el Ajoblanco de chufas, en el centro coloca unos dados de


salmón marinado y acompáñalo con la gelatina de jengibre, finalmente añade el


cebollino picado y unas gotas de aceite de oliva virgen extra, que también podría


ser un aceite de jengibre casero